Ya hacía mucho tiempo que venía pensando en darle un cambio al blog y estas vacaciones finalmente tomé la decisión, aunque hasta ahora me ha sido imposible realizarlo. La verdad es que creía que esto iba a ser mas sencillo pero os puedo asegurar que tiene más trabajo del que pensáis, os lo digo por experiencia. Cuando me decidí, pensé, bueno simplemente será encontrar el tema que tenga lo que estoy buscando y además me guste, pues no, no es tan sencillo. Primero que me ha costado decidirme por el tema que finalmente he adoptado y después he estado unas cuantas horas organizando el cambio para no perder datos que ya tenía configurados. Otro tema aparte ha sido diseñar el nuevo logo, que también me ha llevado mi tiempo ¿Os gusta? 😉

¡Bien! ya tengo la nueva plantilla y la información necesaria, ahora viene la parte de ¿como lo tuneo? Hay temas que ofrecen muchísimas opciones de personalización y este es uno de ellos, así que toca decidir como estructurarlo, esto lo pondré por aquí y aquello por allí. Vale ya lo tengo, bueno la verdad es que una vez me he puesto a personalizarlo he cambiado algunas cosas de mi idea inicial, pero bueno ya está.

Ayer decidí hacer el cambio pero ¿Cómo lo hago? Si me pongo tal cual y alguien visita el blog ¿Qué pasa? lo verá todo patas para arriba y eso no puede ser. Comencé a buscar la solución y la encontré en un plugin que me parece genial, se llama “Maintenance” y su función es poner tu web en modo mantenimiento enseñando a tus lectores una página que puedes personalizar bastante ¿La habéis visto? Por si acaso os dejo una captura. A parte de personalizar la página el plugin te permite hacer todos los cambios que necesites y comprobarlos ya que el administrador de la web si tiene acceso a ella.

Te puede interesar:  Lo más visto en el blog 2012

Sitio web en mantenimiento

Una vez tengo el blog en modo mantenimiento, instalo el nuevo tema y a personalizar. Estuve toda la tarde y parte de la noche de ayer trabajando en ello. Estructura de la página principal, que como os he dicho cambié la idea inicial, la estructura del blog, colores, tipografía, tamaños del logo (también tuve que cambiarlo una vez probé como se veía)

Cuando más o menos lo tenía todo ¡Sorpresa! al mirar como quedaba un articulo me encuentro que se ven etiquetas html dentro del texto. Resulta que el tema anterior tenía la posibilidad de introducir shortcodes, por si no lo sabéis son pequeños códigos que puedes añadir desde el editor al artículo añadiendo funciones sin necesidad de saber programar, y yo los utilizaba habitualmente. Así que me ha tocado revisar uno por uno todos los post del blog para solucionarlo, ya os adelanto que es un trabajazo y eso que yo no tengo tantos artículos como otros bloggers. Si algún día pensáis en cambiar de plantilla tener esto en cuenta que os ahorrará un dolor de cabeza.

Una vez solucionado, creo, el tema de los posts ya tengo el trabajo hecho. Compruebo que todo está donde tiene que estar y me dispongo a deshabilitar el modo mantenimiento. Un momento aún no, falta una cosa: voy a cambiar los botones sociales, aunque el plugin que utilizaba hasta ahora funciona bastante bien decido cambiarlo por otro que entre la infinidad de posibilidades que ofrece tiene una que pocos permiten, discriminar entre pc o tablet y smartphone, algo muy interesante ya que hay plugins, sobretodo los que tienen barras laterales, que no diferencian desde donde se está visitando el blog y muchas veces los botones sociales molestan muy mucho la lectura del mismo.

Te puede interesar:  Lo mas visto del blog y resumen anual

¡Bien! ya lo tengo 🙂 Ahora te toca a ti darme tu opinión.

¿Que te parece el nuevo diseño?

Jordi López García

Apasionado y autodidacta, titulado en un programa avanzado de Marketing Digital y Móvil, además de diferentes cursos adquiriendo conocimientos de Marketing en Redes Sociales, Community Management, SEO y Usabilidad.