Para empezar, vamos a ver que es exactamente una landing page o página de aterrizaje/destino. Es una página que está diseñada exclusivamente para la consecución de un objetivo, ya sea una venta, la captación de un lead o un nuevo suscriptor.

El funcionamiento es muy sencillo. Se trata de ofrecer algo que realmente seduzca al usuario para que a cambio esté dispuesto a cederte sus datos o realizar la acción que te interesa y para la que has diseñado la página.

Características

  • Tiene que ofrecer al usuario exactamente lo que espera encontrar.
  • Textos llamativos que incluyan el texto del anuncio.
  • Inmediatez. Tiene que destacar lo que se ofrece y sus beneficios de forma clara para que el usuario termine con el objetivo que deseas en ese momento.
  • Minimizar zonas de fuga. Prescinde del menú, de contenido relacionado o enlaces. Tienes que dirigir al visitante a la meta de la página.
  • Tiene que ser responsive. Es muy probable que muchos visitantes llegue a la landing desde un dispositivo móvil, así que esta tiene que tener un diseño adaptable.

 

Cómo crear una landing page efectiva

Estructura de una landing page

  1. Título
  2. Imagen vendedora
  3. Formulario
  4. Llamada a la acción
  5. Beneficios
  6. Segunda oportunidad

 

El título

El título tiene que ser llamativo y captar la atención del visitante. Utiliza una tipografía atractiva e incluye las palabras clave para mejorar el posicionamiento.

Para que destaque más deja espacio alrededor y colócalo de forma que no esté alineado con el resto del texto.

 

La imagen vendedora

Es la foto principal de tu producto o servicio. La imagen ha de transmitir el mismo mensaje que el resto de la página.

Te puede interesar:  Evolución del Marketing de contenidos

Según numerosos estudios las fotos que incluyen personas gustan más porque logran empatizar con el visitante. Transmitir sensaciones positivas ayuda a generar confianza.

Un vídeo en vez de una imagen es otra forma de destacar y llamar la atención. Procura que sea corto, directo y natural.

 

El formulario

El formulario es el punto clave, tiene que ser claro, sencillo y presentar instrucciones precisas. Tienes que generar confianza indicando de forma visible que los datos que te ceden están seguros.

Normalmente cuantos menos campos tenga más efectivo será, pero depende de nuestro objetivo. Si te quedas demasiado corto dificultará acciones posteriores.

 

La llamada a la acción

Este es el elemento que incita al usuario a realizar la acción que buscas. Igual que el título, el mensaje tiene que ser llamativo, además de sencillo y claro. Cuanto más grandes las letras mejor.

El usuario tiene que ver este elemento sin necesidad de hacer scroll, asegurase de que se vea nada más cargarse la página.

Juega con el diseño (color, tipografía, sombreado…) y prueba diferentes formatos, ya que un pequeño cambio puede suponer un aumento de conversiones.

 

Los beneficios

¿Cómo puede ayudar tu producto o servicio a un cliente potencial? Destacar los beneficios del producto o servicio siempre ayudará a captar más usuarios. Resúmelos por puntos, hoy en día se escanea más que se lee.

Tienes que vender beneficios no funcionalidades y conectar emocionalmente con los visitantes. Tienes que saber a que audiencia quieres llegar y escribir para ellos.

 

La segunda oportunidad

Aunque lo ideal es que en la primera visita el usuario reaccione a tu llamada no siempre ocurre así. Si les das una segunda oportunidad con una segunda llamada a la acción puede ayudar a capturar esos leads que aún no están convencidos.

Te puede interesar:  Marketing Móvil, 7 herramientas imprescindibles (Parte II)

Prueba a añadir botones sociales en la landing page para que los usuarios interesados, pero que aún no están preparados puedan conectar contigo.

También puedes incluir esta segunda oportunidad en las páginas de confirmación o agradecimiento para mantener la relación creada con tus clientes o usuarios.

 

El principal objetivo de una landing page es maximizar la conversión Tuitéalo

 

Elementos adicionales

Algo interesante e importante a incluir en una página de aterrizaje es la interacción. Tienes que hacer que la web provoque movimiento, pero ¡cuidado! sin llegar a distraer, recuerda que el principal objetivo es la consecución de tu propuesta.

El contenido general de la página tiene que dejar al usuario con ganas de más. Aprovecha para incluir un botón para que se suscriban a tu newsletter, ojo con hacer spam que puede ser pero el remedio que la enfermedad.

Pon botones sociales para que los visitantes puedan compartir la oferta, propuesta o regalo con sus amigos y seguidores.

 

Las mejores herramientas para crear páginas de destino

12 Jun 2015 Las mejores herramientas para crear páginas de destino. Si estás pensando en crear una landing page para ofrecer contenido gratuito o de pago …

 

Resumiendo

Una página de aterrizaje tiene que ser llamativa y clara. Con una imagen positiva y alineada con el resto del mensaje. Que sea escaneable de un vistazo, hay que intentar que no se tenga que hacer scroll. El formulario tiene que tener los campos adecuados al objetivo perseguido, ser sencillo y con una llamada a la acción directa, potente y que destaque.

Tiene que vender beneficios, no funcionalidades o características y dirigirte a tu publico objetivo no a todo el mundo. Es muy importante que generes confianza, tanto en los textos como en la seguridad que ofreces en la recolección de los datos.

Te puede interesar:  Marketing Móvil, 7 herramientas imprescindibles (Parte I)

¿Añadirías algún otro elemento a una landing?

Jordi López García

Apasionado y autodidacta, titulado en un programa avanzado de Marketing Digital y Móvil, además de diferentes cursos adquiriendo conocimientos de Marketing en Redes Sociales, Community Management, SEO y Usabilidad.