“Hay que estar en redes sociales”. Esta frase, repetida hasta la saciedad, nos deja ver la importancia que han adquirido los canales sociales para comunicarnos con nuestros públicos. En España, un 62% de los usuarios de Internet está en Facebook, un 23% en YouTube, un 5% en Twitter y un 4% en Tuenti, según un estudio realizado por Jaime Miguel Tomé, profesor del Master en Social Media de la Universidad de Salamanca, y José Carlos Soto, director de la escuela de negocios NTIC Master School.

Tener perfiles sociales se ha convertido en una condición obligatoria, sin embargo, cabe preguntarse: ¿estamos preparados?, ¿basta simplemente con estar? No, no es suficiente: las redes sociales son un espacio para el intercambio igualitario, para la conversación, para el engagement. La mera presencia no es suficiente, y, quizás por esta falta de conocimientos o dirección, nos lleva a cometer una serie de errores muy frecuentes. ¿Quieres saber cuáles son y cómo prevenirlos?

Los 4 errores más frecuentes a la hora de gestionar tus redes sociales

1/ No tener estrategia: Un error común de profesionales autónomos y Pymes. A menudo nos adentramos en las redes sociales sin ningún tipo de planificación, esperando, quizás, un incremento de ventas, de clientes o de popularidad por el simple hecho de abrir un perfil en Facebook.

¿Cómo solucionarlo? Antes de apresurarnos a abrir perfiles en todas las redes sociales, sería mejor pararse y reflexionar. Cabe preguntarse: ¿en qué redes sociales están mis clientes?, ¿qué tipo de comunicación he de usar con ellos?, y, por encima de todo, ¿qué pretendo al estar en redes sociales?, ¿cuáles son mis objetivos?

2/ No tenerlas actualizadas: Otro de los grandes errores en redes sociales es crear los perfiles sociales, pero no actualizarlos. Aunque nos pueda parecer algo anecdótico, lo cierto es que nos puede generar pérdidas económicas y una mala imagen. Por ejemplo, si tenemos un restaurante y un cliente realiza una reserva o una pregunta a través de redes sociales, no contestarle puede suponer la pérdida de ese cliente.

Te puede interesar:  Como hacer tu perfil de Twitter más atractivo y conseguir más followers

Asimismo, que la última actualización que hemos publicado tenga dos años es malo, pero si además estamos anunciando, mediante iconos sociales en la página web, las tarjetas o la cartelería, nuestros perfiles, es una incoherencia.

¿Cómo solucionarlo? Actívate las notificaciones en el teléfono móvil de tus redes sociales, bien mediante emails o (mucho más práctico) descargándote y configurando las aplicaciones móviles de redes sociales.

En cuanto a las actualizaciones, si careces del tiempo necesario para buscar noticias de tu sector y actualizar tus redes sociales, siempre puedes usar herramientas que te faciliten la tarea, por ejemplo, Ready4Social. Esta herramienta te permite programar tus actualizaciones de redes sociales y, a la vez, te provee de contenido relacionado con tu actividad.

3/ No cuidar a tus fans: Relacionado con el punto anterior. Lograr que alguien le dé al “Like” es relativamente fácil: una campaña de Facebook Ads y podrás tener, a golpe de talonario, un buen puñado de personas a las que, supuestamente, les gustas. O, en otro orden de cosas, hasta puedes comprarlos directamente por unos pocos euros y sin tener que crear un anuncio.

No se trata de tener un número X de seguidores, sino de potenciar el engagement con ellos. Hay que crear compromiso, fidelidad, cariño, implicación. Y eso es lo que, a menudo, se olvida.

¿Cómo solucionarlo? Debes de tener muy claro quiénes son tus fans, qué temas les preocupan, de qué quieren hablar. Potencia los comentarios, pídeles que te indiquen, por ejemplo, de qué les gustaría que escribieses en tu blog (si tienes uno), crea concursos que impliquen a tu marca o empresa y a tus fans.

Te puede interesar:  Cómo optimizar tu calendario de publicaciones de forma efectiva

Ángeles Gutiérrez (del blog Apasionada de las Redes Sociales) aconseja publicar una imagen cada día, a la misma hora, como parte de su estrategia para crear engagement, como un ejemplo de cómo fidelizar y crear experiencias con tus fans.

Y una última recomendación: no tardes mucho en responder a las consultas y comentarios. Las redes sociales son sinónimo de inmediatez, tardar mucho puede causar una crisis indeseada.

4/ Usar un lenguaje demasiado formal: Pensar que el lenguaje más formal y florido es el que nos hará parecer más cultos ante nuestros seguidores es un error. No se trata de escribir con faltas de ortografía, pero un lenguaje más coloquial se agradece en las redes sociales. Los usuarios no están ahí para ver un comunicado corporativo, sino para establecer diálogos de tú a tú.

¿Cómo solucionarlo? Saber cómo comunicarse con el usuario de redes sociales es mitad habilidades de comunicación y mitad sentido común y empatía. Como ejemplo, cabe destacar el del Community Manager de Renfe, a quien una falsa Khaleesi (personaje de la serie Juego de Tronos) le preguntó: “oie tetes kuando bais a konstruir el abe mirin-desenvrago del rei¿ es xra 1 hamijo”. Y el CM, con muy buen humor, respondió: “los abes los konstrulle el hestado, renfe solo pone trenes en la bia, rekuer2 a tu hamijo ;-))”.

Y tú, ¿qué errores en redes sociales crees que son más graves? ¿Hay alguno que creas importante y que no esté mencionado aquí?

Post realizado por:

Sandra Arias, Social Media Strategist en Ready4Social y blogger en Solomarketing.es, apasionada del Marketing y las Redes Sociales. Conecta con Sandra

Te puede interesar:  5 Reglas para compartir contenido en Redes Sociales

 

Photo Credit: ktpupp via Compfight cc

Jordi López García

Apasionado y autodidacta, titulado en un programa avanzado de Marketing Digital y Móvil, además de diferentes cursos adquiriendo conocimientos de Marketing en Redes Sociales, Community Management, SEO y Usabilidad.